Top
 

La fuerza de la imagen

A la 1:14 p.m. del 19 de septiembre de 2017 el suelo se sacude con rabia. Es un escenario conocido, pero no por eso acostumbrado. Rescatistas, voluntarios, la sociedad civil organizada con un objetivo claro en mente: ayudar a México. Rápidamente comenzó a desarrollarse un lenguaje que le daba orden y rigor a los esfuerzos. El lenguaje no verbal de la solidaridad encontró su punto máximo de claridad en los puños: elevados en el aire, el acuerdo inconfundible del silencio absoluto para continuar la búsqueda de heridos.

 

 

Todo apoyo fue bienvenido. Nuevas voces y caminos para ayudar tuvieron espacio. Fue ahí donde encontramos nuestra oportunidad para aportar. Queríamos dar algo más desde nuestra área de expertise. De esa forma, convencidos del poder real que tiene el diseño gráfico como herramienta para el cambio, nos acercamos a la convocatoria que lanzó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y a principios de julio de 2018 fuimos seleccionados para rediseñar y restaurar la imagen de comercios afectados en Jojutla, Morelos durante el sismo de 2017. Al año siguiente, durante junio, volvimos a brindar nuestro apoyo colaborando en esta ocasión en Ixhuatán, Oaxaca. En ambas ocasiones la metodología fue la misma:
 
● Entrar en contacto con las personas de negocios afectados.

● Realizar visitas para decidir cuál sería la mejor estrategia de diseño para su nueva imagen.

● Definir los materiales publicitarios adecuados para cada local.

 

 

Cada paso en el desarrollo de las colaboraciones nos conectaba más con el sentir de los locatarios. Lo que inició como un proyecto para ayudar a los afectados, pronto se convirtió en complicidad, lazos íntimos que, como lo ocurrido en la CDMX, crearon un lenguaje que conectó la solidaridad, la empatía y la esperanza en una sola línea encarrilada a llevar al máximo el negocio de cada uno de los afectados. Gracias al trabajo conjunto entre todos los actores, logramos restaurar a través del diseño gráfico una parte de la fuerza laboral de estas comunidades y les devolvimos la confianza a los locatarios de seguir adelante abriendo su camino.